Resultados Componente 1

Investigación aplicada y desarrollo de herramientas
Bosque montanos de Pichincha

Base de conocimientos expandida sobre las dinámicas de los ecosistemas altoandinos y los efectos que los cambios ambientales globales tienen sobre la biodiversidad y el carbono, y sobre los múltiples beneficios ambientales y sociales que éstos proporcionan.

El componente de investigación del Proyecto EcoAndes genera información clave sobre los ecosistemas altoandinos a partir de la cual desarrolla herramientas para su monitoreo, conservación y recuperación, y valida prácticas que promueven su manejo sostenible.

El componente desarrolla parte de su trabajo a partir de dos protocolos: uno para ecosistemas altoandinos arbolados y otro para ecosistemas no arbolados. Ambos sirven para el monitoreo de la biodiversidad y los contenidos de carbono tanto en Ecuador como en Perú. Los protocolos están siendo aplicados y constantemente ajustados en los sitios en los que el EcoAndes trabaja. El énfasis del protocolo de bosques es el estudio de dinámicas ecosistémicas en gradientes ambientales y el de los ecosistemas no arbolados, los gradientes de uso del suelo.

Los protocolos se implementan en cinco sistemas de monitoreo, tres en Ecuador y dos en Perú. En los sitios en donde existen bosques montanos, a más de levantar información base sobre biodiversidad y carbono, se monitorea la productividad del bosque en base a la producción de hojarasca y al crecimiento basal a escala milimétrica. En conjunto, en los tres sitios con bosques, se monitorean 12.000 árboles con diámetros mayores a 5 cm a la altura del pecho (DAP), pertenecientes a cerca de 4.500 especies. Los sistemas de monitoreo también incluyen la caracterización de dinámicas de cambio de cobertura y uso de la tierra (CCUT). A la fecha, se han establecido las líneas de base de biodiversidad, carbono y CCUT en los cinco sitios de trabajo.

Los tomadores de decisiones en diferentes niveles han incrementado el acceso a conocimientos fundamentados en la ciencia y a estrategias de MST, mediante herramientas que permiten la conservación y el manejo sostenible de los ecosistemas altoandinos.

Otra línea de investigación del proyecto es la restauración de bosques montanos, páramos y punas. Ocho estudios (7 en Ecuador y 1 en Perú) se desarrollan para obtener información sobre las primeras etapas de sucesión de estos ecosistemas. A partir de ellos, se han llenado vacíos de información sobre patrones y tasas de germinación, o sobre la supervivencia de plántulas, y se ha construido una metodología para el monitoreo de áreas de restauración. La restauración también se investiga desde la implementación de buenas prácticas de uso de suelo como estrategia para recuperar la biodiversidad, incrementar reservorios de carbono y regenerar ecosistemas. En tres sitios de Ecuador y uno en Perú se evalúa el estado de recuperación de los ecosistemas bajo este enfoque. Con ambos tratamientos, la idea es evaluar si una estrategia de restauración cumple o no con los objetivos establecidos.

Los sistemas agroforestales innovadores es otra buena práctica de uso de suelo que el proyecto estudia. A partir de la implementación de planes de manejo de finca, en los que la participación de los campesinos es clave, se interviene en el diseño de algunos elementos de las unidades productivas. Por ejemplo, cultivos y árboles forestales se distribuyen secuencialmente y de forma combinada para así conservar el suelo, y se establece el monitoreo de indicadores del estado de la biodiversidad. Para que toda esta información tenga un impacto directo en procesos clave de toma de decisiones, el proyecto desarrolla herramientas de manejo integrado de recursos naturales, las cuales se implementan en articulación con las actividades de los otros componentes. Las herramientas desarrolladas hasta el momento son:

Ensayo de restauración con Tara – Piura

En Carchí

Se generó un modelo cartográfico para la zonificación del corredor de conservación de la Cordillera Oriental, un área crítica para la provisión de agua.

En Pichincha

Se generará un mapa de carbono del área del proyecto como insumo para el establecimiento de un mecanismo de compensación de huella de carbono. También se desarrollará un mapa de priorización de áreas de restauración de bosques a escala de cuenca y a escala de finca que guíe los esfuerzos de los gobiernos locales y nacional.

En Tungurahua

Se desarrolla la caracterización del estado de conservación de los páramos del Frente Sur Occidental como un insumo fundamental para el proceso de actualización del Plan de Manejo de Páramos.

En Huancavelica

Se desarrolla una herramienta para caracterizar patrones de degradación en mosaicos de usos de pastoreo de camélidos andinos en puna, que integra información de sensores remotos con información levantada en campo sobre composición y estructura de la vegetación.

En Piura

Se elabora el mapa de páramos y bosques.