Resultados Componente 2

Instrumentos de política y planificación territorial

Contexto habilitante para la integración de los múltiples beneficios de la biodiversidad y el carbono en las herramientas de planificación intersectorial

El componente de planificación territorial impulsa la construcción de un contexto habilitante para la implementación de buenas prácticas a distintas escalas. Para ello, fortalece las capacidades de los gobiernos seccionales y otros actores clave con los que trabaja, y potencia la integración de la información generada por el proyecto en instrumentos normativos, de planificación y de política.

La integración de criterios ambientales (biodiversidad, cambio climático y manejo sostenible de la tierra) en instrumentos de planificación territorial es uno de los resultados más relevantes de este componente. El proyecto ha incidido en diez Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT) en Ecuador, con lo cual, ha contribuido en las agendas y prioridades de inversión de los gobiernos seccionales para los próximos cinco años. Esos planes son:

  • PDOT provincial de Carchi

  • PDOT municipal de Mocha

  • PDOT municipal de Tisaleo

  • PDOT municipal de Quero

  • PDOT municipal de Cevallos

  • PDOT parroquial de Nanegal

  • PDOT parroquial de Nanegalito

  • PDOT parroquial de Pacto

  • PDOT parroquial de Gualea

  • PDOT parroquial de Calacalí

En el caso de Perú, se apoya la actualización de instrumentos de planificación intersectorial a nivel regional. Bajo ese enfoque, se trabaja coordinadamente con el Gobierno Regional de Huancavelica en la actualización del Plan de Competitividad Regional.

El trabajo del componente 2 también ha logrado institucionalizar el compromiso político de autoridades de los gobiernos seccionales a través de la implementación de acciones de conservación, manejo sostenible de la tierra y modelos de desarrollo locales sostenibles en los sitios de trabajo. El resultado más tangible de este eje es la declaración de dos nuevas áreas de conservación creadas por los gobiernos de Piura (Perú) y Carchi (Ecuador), a través de ordenanzas municipales y provinciales en coordinación con varias organizaciones aliadas. En ambos casos, se buscará su articulación a nivel vertical con los sistemas nacionales de áreas protegidas de ambos países.

Otros instrumentos complementarios que el proyecto está generando a partir del trabajo del componente de planificación territorial son:

  • Reglamento y procedimiento administrativo para la exoneración del impuesto predial en propiedades privadas dentro de áreas protegidas metropolitanas en el Distrito Metropolitano de Quito (sitio Pichincha, Ecuador).
  • Lineamientos para la actualización de los Planes de Manejo de Páramo en Tungurahua (Ecuador).
  • Plan de Manejo del Área de Conservación y Uso Sustentable de la Cordillera Oriental del Carchi (Ecuador).
  • Ordenanza para la declaratoria de parte de la Mancomunidad del Chocó Andino como territorio sostenible (sitio Pichincha, Ecuador).

Algunos de los sitios en los que se trabaja contaban ya con áreas de conservación establecidas con anterioridad a las acciones del proyecto. Es el caso del Gobierno Regional de Piura y del Distrito Metropolitano de Quito, quienes protegen territorios que engloban mosaicos de usos y coberturas tanto naturales como intervenidas, y que cuentan con la presencia de comunidades. El componente de planificación territorial ha aportado en su fortalecimiento a través de la creación de acuerdos locales, la concertación de prioridades de trabajo, el refuerzo de mecanismos de gobernanza y la identificación de incentivos viables. En el caso del Sistema Municipal de Áreas Protegidas del Distrito Metropolitano de Quito, el proyecto generó el Plan Estratégico del sistema a través del cual se proyectan los objetivos y acciones a largo plazo que el municipio impulsará para fortalecer las áreas protegidas de todo el distrito.

El último tema en el que se trabaja es el de la sostenibilidad financiera como una línea clave para el manejo efectivo de áreas de conservación y para acciones de restauración y manejo sostenible de la tierra. El proyecto contribuye en la generación de instrumentos de planificación financiera para la conservación, como análisis de necesidades de financiamiento, planes de negocio, estrategias de financiamiento, hojas de ruta para la implementación de mecanismos financieros, etc. Un ejemplo es el Plan de Sostenibilidad Financiera del Sistema Metropolitano de Áreas Protegidas del Distrito Metropolitano de Quito (sitio Pichincha, Ecuador), en el que se estiman las necesidades de financiamiento y se identifican potenciales mecanismos para movilizar recursos del sector público y privado.

Capacidades institucionales fortalecidas para aplicar conocimientos y herramientas de MIRN, que apoyen políticas, planes de uso de la tierra y programas continuos para la conservación y manejo sostenible de los sistemas críticos altoandinos.

Todos estos procesos han estado acompañados del desarrollo de capacidades institucionales de los actores estratégicos, tanto a nivel local como nacional. A la fecha se han desarrollado siete módulos de capacitación y organizado un total de 28 eventos, considerando talleres de capacitación, intercambios, espacios de discusión técnica y jornadas de prácticas continuas.